NAVEGAR EN EL INFINITO marzo – junio 2009


..más documentos recuperados. A pesar de todo. No quedó tan mal, y conseguí sobrevivir.

NAVEGAR EN EL INFINITO

La Arena del Trueque

Mis comentarios en el blog de Eduard Punset

Por que me hice taxista

12 Junio 2009 a las 3:29 pm

Cada vida ocupa en el cosmos el espacio preciso para su evolución propia dentro de la evolución cósmica. El tiempo… no existe. “Sólo” una relación de sucesos que se enlazan entre sí y con otras realidades para dar respuestas personales y universales, para que tomemos con-ciencia.
¿Cómo se instalan los sueños en nuestra mente, el albedrío, las emociones, la intuición, la sensibilidad, el amor…? y prefiero remitirme al positivo, estoy harta de los contrarios, que por ellos nos va como nos va: el desequilibrio es visible. Nadie nos obliga: podemos evolucionar o quedarnos pensando en la nada. Aunque la finalidad es la perfección. Y a ver quien no la quiere. Pero nadie obtendrá nada que no labre por sí mismo.
Con amor, hasta lo más alto, de lo mensurable y lo inmensurable: Dios ya está en ti, la gracia está en descubrirlo, y la humildad es fundamental. Escuchar nuestro interior enseña la matemática de la música con la que estamos compuestos.
El agujero negro contiene todos los colores, la luz, los sonidos, la vida etérea… En su fondo está el blanco también con todos los colores.
En cuanto a las realidades, confluyen todas en una misma, y son habitables una por una; yo vivo mis sueños, como cualquiera puede hacerlo, es otra de las realidades, aunque el cuerpo no se mueve de la cama puedes estar volando por ahí.
Y que otros seres habitan otros mundos, sin duda. Desde miles de años el hombre ha registrado en escritos y gráficos visitas con carros alados que brillaban como el fuego, naves extraterrestres saliendo de una nube, o del mar, paradas frete a sus casas o pasando por encima de ellas, y otros transmitidos de boca a boca. Y sigo con una vivencia propia, sin entrar en detalles: Un escenario cotidiano se vuelve extraño, se queda estático con una temperatura y calma paradisíaca y sólo cuatro personas en el (literal), que llegamos a ver frete a nosotros una circunferencia enorme de luz blanca, extraña, de aspecto similar a láser, esto, treinta años atrás, proyectada desde el fondo del mar girando sobre sí misma y desapareciendo alternativamente a cada vuelta y apareciendo de nuevo… Con el crepúsculo de fondo y a finales del verano, en el paseo junto al mar más concurrido de la ciudad.
Y aunque yo sólo soy una aficionada a la ciencia que le gusta estar informada, al menos para saber de que va, también debo aportar mi granito de arena: sin ficción.
¡¿Quién me puede arrebatar mi conocimiento adquirido en la experiencia, no es ésta la madre de todas las ciencias?!
Valiosíiiiisimo Blog, Eduard. Aunque la mayoría de los participantes sean anónimos, aquí se puede leer la vida. ¡Leamos! Y escribamos, con honestidad y respeto. Y chispas de humor también nos vienen bien.
Saludos

El ministro de economía no debería ser un funcionario
Rosario
Dice:
25 Abril 2009 a las 12:58 pm

¡Demasiado negociante por todos los lados! Primero, a remover la propia conciencia. Introspección y retrospección, hasta conseguir ver el niño, y lo que haga falta, y cuando llegas a amarte a ti mismo, con humildad, amas El Todo. Hacer la revolución interior personal, ayuda a cambiar el mundo, para empezar la vida propia, de ningún modo quieres para nadie lo que no quieres para ti; pero de momento la contaminación es feroz, y la falta de valores… bueno, cada uno puede ver lo que hay si pone a funcionar su conciencia, y no hacen falta crisis económicas para ponerla en marcha… O quizás sí. … Aunque entonces nos sobra el ministro de economía,… pagar un sueldazo.
¡Hace falta la Revolución interior personal, y la verdad en las escuelas, en la calle, en el trabajo, en las pantallas, para el niño y para la niña!
¡Este sistema caducó… nunca fue valido! El engaño es manifiesto, allá donde te metas… o donde te metan… o donde entres, soberbia, envidia, mentira, codicia, vanidad, ansia de poder, graduaciones altas de pasión, aparecen por todos los lados.
Y las mayores riquezas del ser humano son menospreciadas.
Desprenderse de la ingenuidad, en el sentido original de la palabra, es rechazar la libertad de Ser tú mismo, de conocerte a ti mismo, de aprender de ti, de tus semejantes, de todo el entorno, se desperdicia gran parte de los regalos que se nos da para adquirir el conocimiento en la experiencia, objetivos, que nos han traído a este mundo, y así, la felicidad guarda las distancias.
¡CON-CIENCIA! Y ¡REVOLUCIÓN INTERIOR! La única revolución necesaria, y muy, muy necesaria. Imprescindible para nuestra evolución humana y cósmica.
¡Menos mal que no estamos solos!
¡La que hay armada aquí! Solos, el globito habría explotado hace mucho. ¡Mucho!

Saludos

Los grandes aciertos de la evolución

Rosario Dice:
19 Abril 2009 a las 9:10 am

He visto a viejos árboles hablar entre sí, y me miraron. Nos escuchábamos. Sufrían rodeados de máquinas y socavones, yo estaba estremecida, se iniciaba la construcción de una salida hacia la autopista.
No fue la única vez que he visto a viejos árboles comunicarse y su espíritu en movimiento.
¡¿ No es ciencia?!
“ No sólo de pan vive el hombre”

Saludos

Necesitamos menos ideología y más edcuación emocinal
Rosario Dice:
8 Marzo 2009 a las 9:10 pm
Otra vez gracias, Sr. Punset.
El conocimiento interior es fundamental para la evolución. (los sueños nos ayudan, las pesadillas no son sueños)
Susana, te aplaudo. Eché de menos a Jung, nada más. También de acuerdo con Hitbodedut, y con Monserrat: el entorno nos influye y afecta, no hay paraísos entre ladrillos, tenemos la tele. Y de acuerdo con otros que escribís por aquí, como el profe que se hizo amigo de sus alumnos.
Arrastramos siglos de ignorancia -aunque desde mi conciencia debo decir que milenios-, impuesta por soberbios ignorantes, gente que no busca la verdad y el lucro personal es su meta, además de no dudar en mantener su cómodo sillón de mando aunque sea en perjuicio de su entorno, estos males contagiosos se expanden en todas las direcciones y pocos son los que intentan la cura.
Vivir… A veces bien, a veces con amargura, riendo, llorando, desorientado, a trompicones, enamorado o ilusionado con el amor, otras decepcionado, o con valentía, o aun ritmo frenético… O en la desidia. O en el m i e d o: la peor forma de vivir, porque envuelve al ser con la ignorancia que nos maltrata, como cualquier semejante puede hacerlo aunque no debiera, pero se hacen tantas cosas que no se deben, y prosigue la ignorancia.
¿Para que vivir? Nos preguntamos a veces. Buscamos sumergidos en la ansiedad un trabajo, para poder sobrevivir, sí, sobrevivir, en este país desarrollado de bienestar en el que algunos sólo pueden aspirar a eso, a sobrevivir. O en una esclavitud que ignora. ¿Qué es el bienestar? Si apenas sabemos relacionarnos, muchos se dedican a envidiar, a desvalijar la vida ajena, a injuriar, a prejuzgar, a degradar a su hermano, sin atisbar el crimen, sin atisbar que se lo hacen a si mismos, llenos de soberbia “disfrazada” con sofismos se regodean en los propios excrementos que un día habrán de lavar, mientras prosiguen sin querer reconocer que alimentan esa situación, como tampoco que son esclavos de si mismos y quieren que los demás lo sean también, que no buscan la solidaridad ni la armonía, “se solidarizan” sólo con quien le puede proveer de beneficios, en una sociedad inmadura que regala todo al rico o bien situado y le da una patada al pobre.
Cuando el propósito de la vida es aprender en la escuela que es éste pequeñito mundo con todos los seres que contiene, y preparase para entrar en ese lado de amor y perfección que esperamos, pero que se consigue aquí, con nuestra actitud. Y yo me pregunto ¿quién quiere sustituir a Dios? ¿El imperfecto, el soberbio, el misántropo, el depredador de su misma especie, el que no se conoce a sí mismo, el codicioso, el dominante, el líder político o el doctor especializado en cual o tal materia? Solamente el que busca conocerse a sí mismo puede encontrar a Dios, por eso tan pocos lo intuyen, y la desorientación es visible y brutal.
Los buscadores de la verdad evolucionan como seres humanos con espíritus eternos, al conectar con la vibración de la verdad, así recibe respuestas que transforman su vida, y el camino hacia la perfección se allana, el conocimiento ilumina su senda y armoniza sus ritmos. Todo esto solamente con amor a uno mismo, a los semejantes y a la naturaleza que nos rodea. Aquí está toda la ciencia. La que cura el espíritu, el cuerpo y la tierra… y los mares. Sin esperar a que nuestros hijos o nietos lo hagan ¡Cuando te conoces a ti mismo, te perdonas, perdonas y rechazas el miedo, tu espíritu maneja la situación! Es Tu Yo Superior.
El tercer ojo ha de abrirse. Es un proceso de Humildad

Amor y Luz

15:15

There are no comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: