CUANDO TE DES CUENTA

May 26, 2016 - Leave a Response

 

http://www.amazon.com/CUANDO-TE-CUENTA-Moonwalker-Spanish-ebook/dp/B01G5VDQDA/ref=la_B00CPMFAPQ_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1464259605&sr=1-2

https://www.safecreative.org/work/1605267915037

Declaraste ser mi príncipe de amor

May 17, 2016 - Leave a Response

Declaraste ser mi príncipe de amor

https://mariadelrosariocorderoteson.wordpress.com/2013/08/08/declaraste-ser-mi-principe-de-amor/

BBC to erect George Orwell statue outside its London HQ..oh the irony..

April 9, 2016 - Leave a Response

Those who seek the truth, however much others try to hide it, they will find the truth.

Follow The Money

_87612741_000312385-1

https://www.rt.com/uk/338386-orwell-statue-bbc-headquarters/

Despite his resignation from the BBC in 1943, when he grew tired of “pushing propaganda,” a statue of George Orwell, author of the dystopian ‘1984’, will soon be erected outside the broadcaster’s London HQ.

The statue of Orwell – real name Eric Blair – will be accompanied by a plaque that reads: “If liberty means anything at all, it means the right to tell people what they do not want to hear,” the Guardian reported on Monday.

Sculptor Martin Jennings told the Guardian: “I was delighted when I visited the site to find it littered with cigarette butts – that is absolutely the place for Orwell, who was rarely seen without a cigarette in hand, to the grave detriment of his health.

He would undoubtedly have been out there in the cold with the smokers for most of his time,” Jennings added.

‘1984’

View original post 349 more words

Por mi Jesús y su amada – For my Jesus and his beloved

March 27, 2016 - Leave a Response

Por mi Jesús y su amada

 

Y presente en mí está tu valor:

cómo olvidar que tu amor

salvará a todos los que te aman.

Ahora diré aquello que me pediste

cuando bajaste a la Tierra,

y sin la petición del Gran Padre

arriesgaste otra vez, por amor

por amor a tu amada,

por amor a tu madre,

por amor a los que te aman.

Cuando la oscuridad que por aquí acecha

para atrapar mi ánimo en su vórtice incesante

y arrastrar mi espíritu a su fondo tétrico,

en mi mente y en mi corazón revivo tu abrazo,

intuí que sería, y quise que fuese inolvidable

tu entrega de energía para mis solitarios días,

y tus lágrimas cayeron sobre mi cara,

y aún son alimento que fortalecen mi alma

en este tránsito entre las sombras tenebrosas

de mi destino aceptado, reafirmado con tierna juventud

esperanzada por encontrar a mi amor en este planeta.

Dejaste tu compasión  sobre mí, Jesús,

y el Gran Padre la esperanza,

así he superado el dolor y los miedos

y me hace invencible ese amor inmenso.

Por ti Jesús y por tu amada

echo a volar por el mundo estas palabras,

para que lleguen a ella en su clausura,

un lugar aislado a cambio de riquezas

que para ella ya no servían: nada de eso quiso sin ti.

Me dijiste que ella sufría sin saber porqué te debías ir,

pero yo sé que ella es tu gran amor y que tu partida

fue para retornar, ese día que el Padre te solicite,

para vencer al maligno y salvar a toda la humanidad.

——-

©   María del Rosario Cordero Tesón – todos los derchos reservados – copyright  ©

——–

For my Jesus and his beloved

And this in me is your value:
how to forget your love,
will save to all who love you.
Now I will say that you asked
when you came down to earth,
without the request of the Great Father
you risked again, for love
love for your beloved,
for the love of your mother,
for the love of those who love you.
When the darkness that lurks here
to catch my mood in his relentless vortex
and drag my spirit to its gloomy background,
in my mind and in my heart I relive your embrace,
I sensed it would be, and I wanted it to be memorable
your power delivery for my lonely days,
and your tears fell on my face,
and still are food that strengthen my soul
in this transition between dark shadows
of my destiny accepted, reaffirmed tender youth

hopeful for finding my love on this planet.
You let your compassion on me, Jesus,
and the Great Father, hope,
and so I have overcome the pain and fears
and makes me invincible that immense love.
Jesus, for you and your beloved
I cast to fly around the world these words,
to reach her ​​in her closing
an isolated place in return riches
that she no longer served: None of that
she wanted without you.
You told me that she was suffering
without knowing why you should go,
but I know she is your love,
and that your departure was to return
that day that Father request you
to conquer the evil one and save humanity.

 

©   María del Rosario Cordero Tesón – todos los derchos reservados – copyright  ©

 

MUJER EN EL CIELO MOONWALKER EN LA TIERRA -II- NOS VAMOS A CONOCER

March 8, 2016 - Leave a Response

http://www.amazon.com/MOONWALKER-TIERRA-PARTE–CONOCER-Spanish-ebook/dp/B00K098N1Y/ref=la_B00CPMFAPQ_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1457451054&sr=1-2

MUJER EN EL CIELO MOONWALKER EN LA TIERRA

March 8, 2016 - Leave a Response

http://www.amazon.com/MUJER-CIELO-MOONWALKER-TIERRA-Spanish-ebook/dp/B00D5DOF6O/ref=la_B00CPMFAPQ_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1457452175&sr=1-1

Pope Francis makes a law..destroys every Corporation in the world

February 26, 2016 - Leave a Response

Información para tener en cuenta

Follow The Money

s37-e1384784364937

Here: http://w2.vatican.va/content/francesco/en/motu_proprio/documents/papa-francesco-motu-proprio_20130711_organi-giudiziari.html

http://www.gold-shield-alliance.com/papal_decree

The Vatican created a world trust using the birth certificate to capture the value of each individual’s future productive energy.  Each state, province and country in the fiat monetary system, contributes their people’s value to this world trust identified by the SS, SIN or EIN numbers (for example) maintained in the Vatican registry.  Corporations worldwide (individuals became corporate fictions through their birth certificate) are connected to the Vatican through law (Vatican to Crown to BAR to laws to judge to people) and through money (Vatican birth accounts value to IMF to Treasury (Federal Reserve) to banks to people (loans) to judges (administration) and sheriffs (confiscation).

Judges administer the birth trust account in court matters favoring the court and the banks, acting as the presumed “beneficiary” since they have not properly advised the “true beneficiary” of their own trust.  Judges, attorneys, bankers, lawmakers, law enforcement and all public…

View original post 644 more words

Todo para el Amor

February 3, 2016 - Leave a Response

CIMG1955

Todo para el Amor
Por el amor que siento
Y he sentido siempre que te vi,
De niña, en tu niñez y en tu adolescencia,
En nuestra juventud, en la madurez,
A pesar de las tempestades arrojadas sobre nosotros
Por desalmados, por codicia y soberbia.

He creído siempre…
El amor, hace invencible a su aliado.
Y si… Amor, va con mayúscula…
Sí. Sí… Eres tú… Tú, eres mi Príncipe de Amor.
El único Amor de mi realidad y de mis sueños reales,
De mí pasado, de mi futuro, de mi presente.
Una parte de mí se va tras de ti cuando te alejas…

Vine a encontrarme contigo en la Tierra.
En consonancia con nuestros corazones
La palabra o el mismo sentimiento hablan…
De amor, o de nuestro fruto cosechado
O de nutrientes de la felicidad.
…si nos acariciamos
Ungimos la piel que cubre nuestros cuerpos
Con la esencia destilada del Amor intemporal.

 

Promoción CON DESCUENTO del libro: CRUZA LA RAYA

January 8, 2016 - Leave a Response

Primer día, 9 de enero, el precio es de $ 0,99, y el porcentaje aumenta cada día hasta su precio original.

Echa un vistazo en su interior:

http://www.amazon.com/CRUZA-Spanish-Mar%C3%ADa-Rosario-Cordero-ebook/dp/B00CPF6UDE/ref=asap_bc?ie=UTF8

http://www.amazon.com/CRUZA-Spanish-Mar%C3%ADa-Rosario-Cordero-ebook/dp/B00CPF6UDE/ref=asap_bc?ie=UTF8

http://www.amazon.com/CRUZA-Spanish-Mar%C3%ADa-Rosario-Cordero-ebook/dp/B00CPF6UDE/ref=asap_bc?ie=UTF8

http://www.amazon.com/CRUZA-Spanish-Mar%C3%ADa-Rosario-Cordero-ebook/dp/B00CPF6UDE/ref=asap_bc?ie=UTF8

Kindle Countdown Deals
Amazon.com
9 enero 2016 16 enero 2016 Programada

 

Para el alma y los sentidos

December 8, 2015 - Leave a Response

Título adaptado para avanzar este fragmento contenido en el próximo libro que publicaré.

 

 

Yo vine a la Tierra con un propósito.
Es muy bueno saber… quién soy.

Todos y cada uno de nosotros venimos a la Tierra con un propósito.

El pan del amor es la verdad
y en Tierra estamos necesitados del liberador alimento.

 

 

Para el alma y los sentidos

 

 

<< ¿Dónde lo voy a contar todo…? –me pregunté a mi misma frente a Dios…
¿Quién me va a escuchar…?
¿Quién me va a creer…? …>>

 

Casi cuatro décadas después de regresar para continuar este camino por la Tierra, la única respuesta certera que tengo es: Dios lo sabe.

_____

Había recibido mucha información, allí, donde el tiempo no existe, sobre lo ya vivido y lo que me queda por vivir aún en la Tierra, pero mi memoria tuvo que empezar a recuperar con cincuenta años, todo lo vivido, incluso tuve que aprender a caminar y hablar de nuevo… durante varios años estuve pensando que nunca podría recuperar el tacto, el gusto, el olfato…
Ahora vivía el pasado y el futuro en un presente continuo, en busca de la verdad que me quedaba por descubrir. Ya sólo me faltaba la respuesta a la última pregunta fundamental sobre mi vida. Ya sabía quién era yo, de dónde había venido; me faltaba por saber, para qué, estaba yo en la Tierra.

 

 

 

Mi Amor y Michael

 

“Cuando te des cuenta de lo que está pasando, lo puedes contar todo.”

Cuando recordé esa frase de entre toda la valiosa información recibida, allí, donde el tiempo no existe, ya escribía el segundo libro de una narración que llegó a convertirse en una trilogía que ahora me dispongo a completar, pero en este punto de recuperación de mi memoria, y de toda una vida, anulada por una secta perversa, yo no hacía más que pensar, que no podía ser una casualidad que mi Amor y Michael Jackson fuesen amigos, como tampoco, que Michael hubiese estado a mí alrededor durante tantos años… todo eso no podía ser sólo porque sí. Hacía ya muchos años… o quizás siempre estuve convencida de que esas llamadas casualidades no existen y sigo sin creer en casualidades.
Tenía que haber algo más que yo no acaba de ver. Pero había tantas cosas que aún no veía… En ese momento aún seguía rescatando mi pasado como si estuviese sometida a un suplicio chino, gotita a gotita, de ese modo se despejaba mi pasado en mi memoria y a pesar de todo, sin perder la esperanza, pero cuando creía superado lo más dramático y doloroso y que la felicidad ya estaba al alcance de mi mano, un revés de repente giraba delante de mis propias narices y la felicidad se alejaba hasta parecer inalcanzable.

.

Primero tendría que saber toda la verdad, si no, ¿cómo podría alcanzar la felicidad? …no podría… Además, continuaba si saber cómo conseguir toda la verdad para llegar a vivir el Amor… en la Tierra. Y aunque ya había recobrado partes fundamentales para seguir avanzando en el descubrimiento de mi propia vida vivida, y las creía asentadas como pilares en mi memoria, sobre las cuales, sostendría el conocimiento que me faltaba para acabar de completar la imagen del aún desperdigado rompecabezas de mi vida, todavía me quedaría un tramo angustioso por recorrer a través de un tenebroso camino que continuaba pareciendo interminable, para llegar a ver todo lo ocurrido, como también, lo que continuaba ocurriendo a mi alrededor sin que yo pudiese entender el porqué, pero estaba tan convencida de que llegaría a lograr toda la verdad y el Amor, como que aún, seguía viva sobre la Tierra.
Si todo lo malo que me había sido anunciado estaba cumplido, incluido un envenenamiento que me puso en el borde de la muerte, así como el asesinato de Michael, el tiempo de algo bueno en mi vida ya no podría estar muy lejano. Porque la palabra de Dios, siempre se cumple.
Tanto pedir… una noche, aunque ahora mismo no sabría decir si fue a través de un sueño o mediante una regresión sin más… pero sí estoy segura de esto: ocurrió mientas esperaba respuestas de Dios, tendida sobre mi cama en un estado de calma y silencio interior, como tantas veces había hecho para recibir enseñanza Divina; por alguno de esos medios retrocedí al pasado… en realidad, regresé a ese lugar, donde el tiempo no existe… en el justo momento en que yo buscaba con todos los medios a mi alcance, retornar a la Tierra, nacer, de nuevo en la Tierra.
De ese modo me integré en la realidad que yo tenía entonces en aquel lugar, allí, donde el tiempo no existe, pero consciente de llegar desde este plano terrestre y siendo a la vez observadora: fue como estar en mí mismo yo de entonces y sintiendo ese momento muy dentro de mí, pero consciente de estar en una regresión… lo más probable es que no entrase en estado de sueño en ningún momento de ese trance…

.

Y mi espíritu empezó a revivir, lo sucedido, antes de llegar al vientre de una madre para nacer en la Tierra.

.

En aquel momento, mientras caminaba por allí… donde el tiempo no existe, yo quería ir a la Tierra, quería encontrar a mi Amor; allí, en el Cielo, no lo encontraba. No sabía por qué sabía, que si yo bajaba a la Tierra me encontraría con él, pero sí estaba casi segura de que podría encontrar en la Tierra a mi Amor, seguro que lo encontraría, y si él me amaba en la Tierra también me amaría en el Cielo y yo dejaría de estar sola y por deducción, él también.
Allí, en el Cielo, yo siempre estaba sola. Nadie se atrevía a acercarse a mí, me miraban y me saludaban con respeto desde la distancia y cada uno se iba con su pareja o grupo. Yo siempre quedaba sola. A veces habla con Miguel, él era mi amigo en el Cielo, él sí se atrevía a comunicarse conmigo, yo lo quería mucho, era mi gran amigo, me encantaba encontrarlo, hablábamos y me reía con él, incluso yo sabía que muchos querían tener esa misma conexión que yo tenía con Miguel, pero él siempre tenía cosas que hacer, aunque sí cuidaba nuestra amistad cuando y como podía.

.

 

En aquel instante reafirmé para mí misma como algo indudable el hecho de que yo había llegado desde este plano de mi vida en la Tierra pero a la vez, que estaba inmersa en esa situación que yo había experimentado allí una vez, en medio de ese reflexivo y perseverante monologo interior, mi espíritu presente se sentía dentro de mi espíritu en el pasado, allí, donde el tiempo no existe.
Y yo estaba buscando a Miguel por el Cielo.
Ahora ni siquiera recuerdo si los ancianos sabios me habían recibido alguna vez… Tampoco estoy segura de los conductos que utilicé para llevarles mi petición de regresar a la Tierra…
Había pasado tanto “tiempo” desde que les había enviado mi solicitud…
Yo estaba ya impaciente porque no me reclamaban para una audiencia y me preguntaba si no les preocupaba la importante misión que entrañaba mi petición, nadie me daba una respuesta, por eso buscaba a Miguel, él era mi amigo y él tenía que tratar a veces con los responsables de gestiones delicadas, como: volver de nuevo a la Tierra.
Sabía que pedir algo como lo que yo solicité no era corriente y me hacía cargo, pero era un motivo de peso también para hacerme pensar lo extraño que era una demora tan larga para la contestación. No existía ni un sí, ni un no, ni, aún debes esperar… ni una sola indicación de que mi solicitud estuviese en proceso de trámite, era como si yo no hubiese hecho ninguna solicitud, pero la había hecho, y había insistido, además, me preocupaba que mi misión secreta pudiese llegar a oídos inadecuados. Ciertamente mi propósito suponía un riesgo que ni yo misma era capaz de alcanzar a ver en toda su dimensión por mucho que lo intenté, y de eso era muy consciente, pero arriesgaría, hasta el límite de mis posibilidades, lo quería hacer y lo tendría que lograr. El Amor merecía el esfuerzo más extraordinario que yo pudiese realizar.

.
Así eran mis pensamientos en aquella tesitura.

.
Vi llegar a Michael. Me alegré tanto. Por entonces lo veía muy poco, pero en ese momento lo necesitaba, iba a pedirle su apoyo, seguro que él haría lo que pudiese, nunca le había pedido nada, yo nunca pedía nada a nadie, en el Cielo yo no necesitaba nada, sólo, a mi Amor único, y esto, no se lo podía pedir a nadie aunque era este el propósito principal por el cual yo quería volver a la Tierra: para encontrarme con el Amor, para que él, me conociese como una mujer más de la Tierra. En la Tierra yo ayudaría a todos los que pudiese, haría por los demás todo lo que me permitiesen mis fuerzas… supe que esto conllevaría sufrimiento, pero quería encontrarme con mi Amor y haría lo que fuese necesario, y además, no quería que él sufriese, yo me haría cargo del sufrimiento, porque era yo la solicitante de un encuentro con él, en un mundo inferior. Yo podría servir a los pobres y ayudarlos a enriquecer sus espíritus, pero yo no quería sufrimientos difíciles de superar para él. Yo haría las tereas más ingratas a cambio de encontrarme con él.
En aquella posición y momento no podía recordar nada de él, de mi Amor, pero sabía que tenía que existir, tenía que existir ese ser que fuese para mí y yo para él, y él, tampoco debía seguir solo, esa persona tendría que sentirse sola como yo y si pudiésemos encontrarnos en la Tierra aunque fuese por un momento, sabríamos si éramos el uno para el otro, y si él sentía amor por mí, yo sabría que ese amor era mi Amor eterno, ese amor que no se atrevía a acercarse a mí en el Cielo, por algún motivo, en el que yo no quería ni pensar.

.

A Miguel le extrañó que yo le pidiese ayuda, ¿cómo yo, le pedía ayuda a él? me preguntó. Puse en su conocimiento que era algo muy importante que debía ser tratado por los sabios ancianos, también que les había enviado mi mensaje, pero ahora me sentía ignorada y que con su apoyo ellos me recibirían o me darían una respuesta, que además, debía de ser afirmativa, tendrían que concederme un camino para regresar a la Tierra porque yo no pararía hasta que eso ocurriera.
Miguel me preguntó para qué quería ir yo a la Tierra y enfatizó, que en este lugar estábamos todos muy bien y sabíamos que en la Tierra había muchos problemas y que según avanzaba la historia allí, se hacía todo más complicado y que además, era un mundo muy peligroso para nosotros, que a muchos los hacían sufrir muchas calamidades y algunos terminaban asesinados, o perdiendo el rumbo…

.

En el cielo se esperaba el regreso de algunos seres muy valiosos, desde hacía mucho, fueron a la Tierra para ayudar a otros y no se sabía nada de ellos…

.

Le dije que tendría cuidado aunque no quise mencionar a qué iba yo a la Tierra, sólo, que era algo muy importante. Pero al final, terminé por decirle que tenía que ver con el amor. Cuando pronuncié la palabra amor él me miró de una forma especial, como si me estuviese amando en ese momento más que nunca y su sonrisa fue más maravillosa que nunca. Yo reaccioné de inmediato: “Quizás no es lo que piensas. Es un amor…” entonces él puso su mano sobre un oído de repente y me cortó exclamando:
“¡Tengo que marchar urgentemente! ¡Me están llamando con insistencia!”.
Yo exclamé: “¡Espera! ¡Tengo que hablar contigo…! ¡No es lo que piensas!”
Mientras él se distanciaba de mí también exclamaba: “¡No puedo, no puedo, me están llamando con mucha urgencia! ¡Luego hablamos, cuando pueda!”
Yo insistí: “¡Espera! ¡Sólo unas palabras… no es lo que piensas!” Él continuó alejándose y mirando alguna vez hacia atrás con una sonrisa aún más bonita y especial, como si lo que había oído para él fuese suficiente, como si una oportunidad extraordinaria se le hubiese presentado en su camino. Yo nunca había visto esa felicidad en su cara.
Y él, no era mi Amor. Él no era a quien yo esperaba encontrar en la Tierra, yo no sabía quién era pero sabía que no era Miguel ni nadie de todos los que yo veía en aquel reino de paz.
Presentí el mal entendido y se hizo urgente para mí volver a encontrar a Miguel, debía encontrarlo lo antes posible. Intuí que quizás él querría ir a la Tierra también para encontrarse conmigo y mostrarme su amor como un hombre, aunque en realidad, yo no quería ni pensar en esto, pero sentí, que en el alma de Miguel surgió algo así cuando yo le hable… de un asunto de amor.
Y mi Amor, era único, sólo era uno, no era uno que pudiese llegar y conquistarme, él ya existía, él ya me tenía conquistada, aunque no fuese capaz de recordar quién podría ser, sólo sabía que lo reconocería si lo viese cerca de mí.

.

 

Volví por el mismo lugar de formas puras compuestas por cristales microscópicos, más de una vez, para encontrarme con Miguel, sin resultado alguno, hasta que al final encontré a otro ángel… Sí, creo que… no podría ser otro más que Gabriel. No era habitual pero alguna vez también lo había visto por estos lugares. No era la norma encontrarlo y no podía perder la oportunidad de hablar con él.
Creo recordar ahora… que fui bastante directa.
Casi de inmediato empecé diciéndole que fui por allí en busca de Miguel y no acababa de encontrarlo. Entonces Gabriel me dijo, que Miguel, había tenido que bajar a la Tierra, urgentemente.
“¿Para qué?– pregunté, además de añadir contrariada: –Él no quería ir… Yo soy, la que quiere ir a la Tierra. Y no he recibido ni una simple alusión a mi solicitud.”
Gabriel me contestó con tono casi compasivo:
“Yo he sido enviado para comunicarte eso, y no puedo decir más de lo que te he dicho… Yo tampoco sé lo que está pasando.”

En realidad yo estaba llevando ese asunto en secreto, sólo los sabios competentes sobre este tipo de proyectos debían saber lo que yo pretendía. Sé que pensé en Jesús mientras meditaba y cuando ultimaba esta decisión con tanto riesgo implícito, pero como de forma muy lejana, no sé por qué, pero a él no podía pedirle nada, no iba pedirle a Jesús, que llevara mi mensaje a Dios… además, nunca lo veía, Jesús estaría preocupándose de asuntos importantes, como iba a buscar al mismo Jesús para decirle que lo único que yo quería era encontrar, el Amor, en la Tierra, pensé que sería suficiente hacer llegar mi mensaje a los sabios ancianos, aunque, ya me parecía que ellos me ignoraban.

.

Era evidente que Gabriel tampoco estaba al corriente de que yo quería bajar a la Tierra… tampoco anuncié en ningún momento que era para encontrarme con mi Amor, sólo había dejado constancia en mi solicitud, que se trataba de un asunto de amor, aunque quizás los sabios encargados de estos trámites tan trascendentales ya sabían de qué se trataba en concreto… pero… Jesús estaba por encima de ellos… y Dios… y yo intenté hacerlo sola… empezando por abajo…

Vi cómo se alejaba Gabriel, seguro que se despidió de mí o me dijo algo al partir, pero yo no me di cuenta, sé que luego le grité algo ya a cierta distancia en agradecimiento por el mensaje que me había traído. A pesar de la contrariedad me alegró haberlo visto, pero de inmediato volví a sumirme en mis cavilaciones:
<<Dios mío qué va a pasar ahora ¿Miguel creyó que yo me podría enamorar de él en la Tierra? Dios mío… lo quiero muchísimo pero él no es mi Amor. ¿¡Qué va a pasar… qué va a pasar ahora!? Todo podría ser mucho más difícil… vamos a sufrir… todos… si nos encontrásemos en la Tierra… todo sería más complicado… ¡no me escuchó! …Yo sabía que sería muy difícil… pero ahora…Pues no me importan las dificultades. Quiero a mi Amor. Quiero encontrarlo. Él también me tiene que necesitar como yo a él. Él puede estar soportando este vacío también… como yo. Arriesgaría todo lo que se me permita para encontrar a mi Amado. Tengo que encontrarlo…>>

.
Y no recuerdo más. Nada más…

.

 
Por esos días en los que tuve esa regresión no había dejado de pensar una y otra vez en uno de los encuentros que tuve a altas horas de la noche con los moteros. Cuando sentí acercarse el rugido de aquellas potentes máquinas me dije: …aquí están otra vez los de las motos… No sentí miedo, sólo me sucedía cuando oía esas motos, en realidad, me gustaba verlos y hacían sentirme segura en medio de la incertidumbre de la noche, de camino a mi casa.

.
Cada detalle que ahora iba desvelando mi memoria explicaba, no sólo lo sucedido esa noche, en que una de las motos parecía haberse estropeado sin explicación justo en el mismo punto por el que yo caminaba, también, a ese mismo encuentro iban enlazándose poco a poco, recuerdos de sucesos de otros tiempos pretéritos, cercanos y lejanos.
El recuerdo de ese encuentro fue determinante para darme cuenta de quiénes eran esos dos chicos delgadísimos que me hicieron pensar que eran unos niños acostumbrados a tenerlo todo hecho…: <<…con la motaza que llevan y no saben lo que le pasa…>> imaginé que sería una Harley, desde el lado contrario de la avenida aún en construcción, de noche y sin gafas, muchos detalles quedaban fuera de mi alcance, pero era una súper motaza negra, robusta, muy especial, guapísima, como también las de los amigos que me adelantaron antes y luego quedaron parados a una considerable distancia…
Con todo lo que yo estaba viendo y escuchando frente a mí, sólo quería que aquello se alargase. Pensé con claridad como si alguien me pudiese escuchar: <<…Un rato más… tienen que quedarse ahí un rato más…>> Yo aguanté la risa y escuchaba… y además también pensé que aquello parecía preparado para que yo lo viera, por algún designio del destino, por eso simplemente me quedé plantada enfrente mirando y con mi parabólica en acción.
El piloto había llamado a su acompañante: Michael, y este, habló algo en inglés, también dijo que era artista… Yo pensé que algún día tendría que enterarme, qué artista era este, pero sobretodo, quise saber quién era el piloto, porque me pasaba siempre lo mismo cuando veía alejarse a un motero que no podía estar segura si era siempre el mismo… porque las motos que yo veía eran diferentes, pero siempre sentí, como si una parte de mí se fuese detrás… de un motero.
Con un tono de desesperación el piloto llegó a decir: “Michael ¡Esto es la vida real!”
Quedó un silencio sostenido… y luego le oí: “… ¿Tienes algo que decir?”
Después de otro silencio, contestó el copiloto con un inexpresivo: “No.”

.

 

Recuperar el recuerdo de ese encuentro nocturno de regreso hacia mi casa, fue decisivo para empezar a descubrir quién era aquel motero y quién era Michael, la conexión que había entre ellos, las veces que el destino nos había conectado a los tres, a través de los años, y entre esas conjunciones entre los tres, me di cuenta de que el primer encuentro había sido en Londres en 1980, y entre otras diferentes ocasiones, una que me impactó al ver de repente en mi mente un flashback, del suceso en concreto: Los dos chicos estaban con un hombre de edad, los dos llegaron a mirar hacia mi desde el camino que bordeaba mi casa, los dos, uno antes y otro después, tuvieron la misma reacción al verme.

.
Y así, empecé a tirar del hilo, casi sin fuerzas, en un enredo colosal, así me di cuenta de quién era el amigo y la familia sobre los cuales Michael me contó que venía a visitar muchas veces aquí, en esta ciudad, en la que apenas había nada… según Michael, y yo le respondí, que la verdad es que no había mucho pero que este era mi sitio y no quería ir a ningún otro. Y a continuación Michael dijo mientras me miraba admirado:
“Hablas igual que mi amigo. Habláis los dos igual…”

.
No dejaba de pedir ayuda a Dios a cada instante, cada vez que retomar la escritura de esta narración me persignaba como un exorcismo que me liberaba de la negatividad que sentía a mi alrededor, como había hecho tantas veces en los momentos más difíciles de mi vida, al mismo tiempo, le pedía lucidez, necesitaba recuperar la memoria de todo lo vivido y sólo quería la verdad, no quería nada que no fuese la verdad y con mi mermado estado de salud, sólo Dios podía ayudarme…

.

Ya había recordado también que Dios mismo me anunció, cuándo viajé al Cielo con diecinueve años, que ese ser en el que yo estaba pensando y que ayudaba a muchos, a mí no me podría ayudar… cuando la Voz Celestial me dijo que sufriría mucho si yo regresaba a la Tierra, había centrado en aquellos instantes mis pensamientos en Jesús… le pediría ayuda si no pudiese resistir…

.

Sin embargo, Jesús arriesgó, por propia iniciativa, él había venido a ayudarme ya, como pudo, desde el lado astral y en el de la materia, su ayuda fue más que suficiente para fortalecer al máximo en mí el ánimo de la esperanza: me había mostrado cosas tan importantes…

…Jesús, no podría ayudarme… estaría sola en la Tierra… sólo me ayudaría una persona, pero al final de un largo sufrimiento… en la tercera etapa de mi vida.
Ya había entrado en la tercera etapa de mi vida… ¿Quién era esa única persona que me podría ayudar? …me pregunté en medio del desasosiego. Y de repente vino a mi mente, ese hombre que ahora ya sabía que era mi Amor único, pero no me atreví a ir más allá, a profundizar, a conexionar similitudes con esa persona que me ayudaría, o simplemente no pude con mi mente aún medio vacía… a veces me sentí tan impotente… pero mi seguridad en que todo se cumpliría me hacía superar todas las adversidades.

.

Estaban llegando tantos flashback a mi memoria que ya pensaba como otras veces agobiada en ese interminable tramo había pensado, que no podría abarcar toda una vida pasada y desentrañar sus entresijos en el tiempo que me restaba por vivir con mi debilidad física y mental y con tanto por hacer, que se me irían olvidado algunos recuerdos recuperados, o detalles importantes tratando de completar otros, que no conseguiría retener en la memoria todos esos hechos y posibles enlaces o conexiones que podrían conducirme a las respuestas. Mi mente albergaba aún, sólo un cúmulo de recuerdos desconectados y dispersos por mi memoria.
Mi mente y mi cuerpo aún se recuperaban de la muerte, con mucha lentitud.

.

Y a la vez que me debatía en un sinfín de frentes con trazas y apariencia ante mis ojos de estar todos fuera de mi alcance, la distancia entre el Cielo y la Tierra se estrechaba cada vez más.

.

Todo estaba ocurriendo.

.

Tantas circunstancias vividas ya recobradas por mi dañada memoria durante más de un año, ahora me conectaban con las revelaciones recibidas en el Cielo ya tantos años atrás, constantemente hacían retornar mis pensamientos hacia allí, todas las vivencias terrenales atrapadas por el olvido, que mi memoria ahora seguía rescatando, a veces a cuenta gotas y otras ya a bocajarro, se conectaban por si mismas con los mensajes recibidos allí, allí, donde el tiempo no existe.
Y en realidad, sólo me quedé frente a las puertas del Cielo, aun así, mis ruegos fueron escuchados y luego, cuando oí la estentórea Voz Celestial preguntándome: <<“¿QUÉ QUIERES MUJER?” >>…mi ser voló como si fuese una suave pluma de marabú en un espacio puro e infinito, hasta empezar a descender como lo hace una pluma liviana, despacio, así retornó, mi corpórea liviandad hasta el firme…

.
A pesar de que el motivo principal que ha dado como resultado este nutrido testimonio, fue relatar mi viaje hasta el Cielo, acontecido cuando yo no había cumplido aún veinte años, empecé a desentrañar la razón de ese viaje sublime, que durante más de treinta años había visto como aislado y sin conexión con el resto de mis vivencias terrenales aunque consciente de que tenía que ser fundamental para toda mi vida, según mi memoria ahora iba recobrando fragmentos esenciales, sucesos que me iban permitiendo construir la base sobre la que sustentar aquí en la Tierra, aquella experiencia celestial, con esos acontecimientos que un día empezaron a mostrarme la conexión de mis vivencias en la Tierra, con ese viaje tan transcendental al Cielo, y ese manantial de recuerdos que ahora ya no dejaba de fluir, lo había destapado la rememoración de dos encuentros, muy terrenales.

.
No obstante fue una pulsera que no recordaba porqué la llevaba puesta lo que me abrió la puerta al recuerdo de uno de esos encuentros, con un hombre, una persona muy especial y fundamental para mí, aunque al principio sólo recordé sobre esa pulsera que no debía quitarla nunca… Después de unos cinco meses en mi muñeca me di cuenta, porqué, llevaba puesta esa pulsera, así empecé a ver a ese hombre tan especial para mí, en todo el pasado reciente, y poco a poco, retrocedí viendo su imagen en diversas circunstancias, distantes entre sí a través de toda una vida… hasta llegar a la infancia, incluso miles de años atrás, porque después llegué a darme cuenta también de que ya en el primer libro que yo había publicado, estaba escrita su intención de venir a buscarme en esta parte apocalíptica de la historia de la Tierra…
Era él… Y había venido. Los dos estábamos viviendo ahora en la misma época de la Tierra. Y él, era mi Amor. Ese harlista que yo veía por tantos sitios, era mi Amor único, el Amor que yo vine a encontrar en la Tierra.

Así iba transcurriendo la recuperación de mi pasado, hasta que la puerta al recuerdo del otro encuentro, este con Michael, me la abrió la propia muerte de Michael, más o menos un par de días después de ese fatídico día fue cuando recordé aquel encuentro y que el mismo Michael, me había dicho aquella noche que lo iban a asesinar, justo me lo había dicho un año antes, justo cuando empecé a salir de la muerte y de mi casa, sin saber lo que pasaba en mi cabeza ni en el mundo que me rodeaba.

.

Recordar esos encuentros con estas dos personas fue crucial para disipar las lagunas que poblaban mi memoria, para despejar incógnitas que arrastré gran parte de esta existencia, para explicar una extensa serie de acontecimientos vividos como en un sin sentido: casi toda una vida, que a veces, parecía no tener ningún sentido.

.

 

Quizás en aquel mismo momento en que desapareció en mis recuerdos el escenario celestial con mi inquietud de nacer en la Tierra para encontrarme con mi Amor, entré en esa espiral con un eje estático por el que se viaja para entrar… al Cielo… bueno… quizás no… lo más probable es que esa espiral sea sólo el conducto de entrada… No hay nada más en mi memoria hasta que aparecí en un lugar con un precioso azul verdoso brillante: para nacer de una madre.

.

 

También había recordado lo que me sucedió entonces, antes de nacer a la luz del mundo, aunque tampoco se mantuvo como un recuerdo vívido durante toda la vida, este recuerdo lo recobró mi memoria poco después de nacer mi segundo hijo, con unos treinta y dos años. Mi madre aún estaba viva, y mi padre, el único que me protegió y me apoyó desde niña, él decía que yo estaba capacitada para estudiar pero por detrás mi madre trastocaba el esfuerzo de mi padre y el mío, hasta el final de sus días lo hizo. A ella la perdoné en vida, aunque en silencio ¿quién hubiese entendido algo así en 1990? y mi madre mucho menos. Tener un recuerdo intrauterino era algo fuera de lo normal. Yo me sentía sola y sin nadie a quien confiarme… hacía tiempo que yo no quería comprometer más a mi padre, ya había sido todo bastante difícil para él.

.
Esto es lo que recuerdo dentro de aquella envoltura de luz:

Cuando me di cuenta de que había llegado ya al vientre de una madre reactivé la parte más extraordinaria de mí en aquella envoltura de luz verde mar esmeralda tan especial y brillante.
Quise transmitir mi alegría y el amor a este ser que me tenía en su interior. Pero no recibí ninguna respuesta, por eso luego empecé a sentirme muy sola y triste… hasta que de repente sentí una sensación de ardor, muy intensa, picante, era como si todo mi cuerpo ardiese y como si me ahogase, como si no tuviese aire para respirar. Sentí que no era bienvenida, sentí dolores que no sabría explicar, sabores muy amargos y otros muy ácidos, sentí el rechazo, y luego una gran angustia… Aquel lugar maravilloso al que había llegado se convirtió rápidamente en un infierno. Si me trataban así, aquí dentro, fuera podría ser mucho peor, fue lo que pensé. Entonces grité, quería regresar, creí que en este lugar no sobreviviría, indefensa, incluso podría perder la orientación y terminar perdida sin nadie que me ayudase. Grité y grité para que me enviasen a otro lugar o me devolviesen al lugar del cual había venido, en este lugar, no había esperanza para sobrevivir, yo sola no lo podría lograr…
Pero no hubo respuesta.
Y sentí tanto dolor allí dentro que era como si me atacasen con toda clase de armas invisibles, percibí sobre mi ser una especie de descarga de odio que me dejaba sin fuerza, y como si me fuese a morir sin haber nacido. Pero tampoco me moría y los ataques no cesaban. Yo sólo podía esperar… Por mucho que sufriese en aquel recinto, parecía claro que yo iba a nacer. Y me aferré a la esperanza, seguro que tendría que encontrar a alguien que me ayudase, de alguna forma tendría que sobrevivir, alguien en ese lugar al que yo iba a llegar, me protegería…
Estaba muy asustada, supe que todo sería muy difícil para mí, porque incluso antes de nacer ya era difícil… y para no sufrir, entré en un trance auto hipnótico, y no estaba ni allí ni en otro sitio, simplemente cerré mi visión para protegerme, entre en una especie de sueño narcótico en el interior de la envoltura de luz.

Ya no veía aquella hermosa luz con aquel verde azulado tan especial, pero tampoco volví a sentir aquellas agresiones dolorosas o de repugnancia… sin recordar ya, de dónde venía, ni cómo o porqué exactamente había llegado para nacer de una madre. Sentí que mi corazón estaba lleno de amor para dar y me enfoqué directamente en el amor. Sin saber cómo llegaría a conseguir mi propósito, me repetí una y otra vez: Daré amor y encontraré amor… encontraré amor… encontraré amor…

.

Y me quedé en ese sueño…

.
Mi madre no había querido que yo naciera y durante toda la vida me había querido sólo como criada y de esto, yo había sido muy consciente la mayor parte de mi vida, criada para ella y para quien ella dijera. Nunca recibí ni una sola muestra de cariño de su parte, pero sí muchas muestras de desprecio y crueldad que yo sobrellevé como mejor pude: era mi madre, no tenía otra, pero perdonar estos hechos que vinieron por entonces a mi mente fue muy doloroso y quedé derrumbada una buena temporada.
Y tendría que volver a perdonarla otra vez, aunque en ese tiempo en que experimente la regresión al útero materno ni siquiera sospeché algo así, aún quedaban bastantes años para que otro recuerdo, tan dramático como prodigioso, reapareciese a mi memoria. Llegaría a recordar ese otro suceso, y otros… transcendentales, y uno en particular, que me había dejado la marca en la carne para el resto de mi vida. Después del entierro de mi madre esas situaciones volverían a mi memoria, pero hasta llegar a ese acontecimiento que derribaría el muro que los ocultaba, habrían de ocurrir muchas otras circunstancias decisivas, tanto para mí como para la vida de todas las personas que vivían en mi entorno y para el mundo entero.
Primero tendría que sufrir el duelo de despedir de este mundo a mi padre y me faltaba por vivir siete años en la casa del monte que me llevó incluso a un juicio, a continuación, más de un año en un antiguo piso en el centro de la ciudad y posteriormente, conseguiría un piso a estrenar, el cual mi madre habitaría un par de días, unos días antes de morir. Después de su funeral yo empezaría a descubrir esas partes cruciales que delinearon mi existencia en la Tierra y que habían quedado desdibujadas, a través de toda una vida, entre traumas… engaños… venenos…

.

 

Me costó muchísimo aceptar la realidad, en aquel tiempo, en que también me vino a la memoria lo que David me había transmitido en la noche vieja de 1981 sobre una mujer, a la cual la madre no la quería… Yo nunca me sentí querida por mi madre aunque me pasé gran parte de mi trayecto materno filial sin querer pensar demasiado en ello, pero recordar esa afirmación de David y la experiencia intrauterina fue cómo recibir una puñalada en medio del pecho: fue brutal, y también recordé que el mismo Dios, me había dicho que yo tendría que perdonar a mi madre… y también a David… y a muchos más…
A ella la perdoné en vida sin comentar nada con ella, simplemente la perdone y después de su fallecimiento, otra vez. Realmente todo eso fue brutal, mi vida no dejó de ser brutal, en tantos momentos… hasta después de haber cumplido más de cincuenta años transcurrió por esos senderos… viví demasiadas situaciones incomprensibles, dramáticas e interminables, aunque siempre le puse una sonrisa a la vida y mucho optimismo: Cuando mi esperanza decaía yo la impulsaba con… con tantas cosas… descubrir la verdad… encontrar el Amor, el amor era mi impulsor desde la infancia… y desde que nació mi primer hijo mi solitaria vida cobró sentido: mis dos hijos se convirtieron en el motor de mi vida.

.
Sólo podía seguir hacia delante mirando hacia atrás, fuese lo que fuese que hubiese en el pasado. Sin memoria del pasado todo queda sin sentido, no existe vida, ni sabría tampoco, hacia dónde me dirijo.
Sentí vértigo más de una vez al pensar que quizás me quedaban muchos nudos por atar, sin poder imaginar siquiera algo de lo que llegaría a encontrar cuando todas las piezas sueltas se enlazasen y mostraran todo lo ocurrido, y porqué mi vida, derivó en semejante desastre.
Para encontrar la verdad, debía seguir hacia delante sin dejar de mirar hacia el pasado.

.

 

Un día empecé a escribir para contar a los seres humanos, una historia antigua de los seres humanos, la verdad, que se oculta a los seres humanos, nuestra propia historia, que fuerzas oscuras nos han hecho olvidar. Luego quise transmitir la esperanza, en otro libro, mostrar la grandeza del ser humano, destinado a alcanzar el Cielo, y me di cuenta de que debía escribir a la vez, toda la verdad que estaba descubriendo sobre lo que yo misma había visto en la Tierra… para que se hiciera justicia en la Tierra… y también, escribía para mí misma, para no volver a olvidar, y además por lo más fundamental para mí, el propósito inicial que me ha traído a la Tierra: el Amor, para que él llegase a escuchar que lo amo…y que él es mi Príncipe de Amor.

.

Hasta que un día de aquellos apareció en mi memoria esta frase pronunciada por la Voz Celestial: “Cuando te des cuenta de lo que está pasando, lo puedes contar…”
Debía de ser importante lo que yo estaba escribiendo… quizás mucho más de lo que yo pudiese llegar a imaginar… y por tanto debía de tomar ese recuerdo como un grandioso impulsor añadido para fortalecer mi esperanza.
Aunque tuviese que revivir lo desagradable, también regresaría lo bueno que pudiese llevar en su contexto. Con claridad ya podía ver de nuevo que el bien y el mal caminan por el mismo mundo y que el amor es una fuerza imposible de vencer. Dios lo ve todo y no nos abandona. El amor disuelve el miedo.

.

…en un presente sin dejar de pensar en el pasado… sin dejar de escribir… para el presente o el futuro… mientras todo va llegando… o sucediendo…

 ___________
 .
 ___
.
María del Rosario Cordero Tesón
– copyright
https://www.safecreative.org/img/license/copyright.png Safe Creative
Notificaciones recibidas por presunta infracción de
de esta inscripción
copyright
Inscripción consolidada (realizada hace más de 2 meses)
REGISTRO DE PROPIEDAD INTELECTUAL
nota informativa
La presente nota informa que sobre la obra y/o prestación titulada “Para el alma y los sentidos”, registrada el 08-dic-2015 16:12 UTC con código 1512085969206, en
el Registro de Propiedad Intelectual de Safe Creative constan inscritas las siguientes declaraciones:
Fecha-hora
Derechos de
Titular
%
Desde
Hasta
Ámbito territorial
Ámbito de explotación
08-dic-2015 16:12
Autor
María del Rosario Cordero Tesón
0
A la fecha y hora de emisión de esta nota informativa la reserva de derechos que figura en la inscripción de esta obra es: “Todos los derechos reservados”.
La presente nota informativa ha sido emitida el día 08-dic-2015 a las 19:42 UTC a instancia de María del Rosario Cordero Tesón
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 58 other followers